La Niña Fantasma De Wem

La Niña Fantasma de Wem – 2ª Parte

La semana pasada, publicamos la primera parte del caso de la niña fantasma de Wem. En aquel artículo, te presenté los hechos, tal como los contaron los medios informativos, de aquellos años. Una fotografía espectacular, cuyos análisis preliminares apuntaban a una simple pareidolia. Pero, tal como te anuncié, aquellos no serían los únicos expertos que investigaron el caso.

Recorte de la fotografía original

National Science and Media Museum

Al parecer, hasta el prestigioso National Science and Media Museum, se interesó por la fotografía. Sus expertos, Paul Thompson y Will Stapp, a diferencia de los de ASSAP (Asociación para la Investigación Científica de Fenómenos Anómalos), si encontraron indicios de manipulación. Según se cuenta, estos observaron algo similar a las líneas del barrido de imágenes de un televisor, solo entorno a la imagen de la niña fantasmal.

Sin embargo, en ASSAP no estaban de acuerdo. Al parecer, según declararon los miembros de esta asociación, al investigador Blake Smith, estos habían analizado una copia de la fotografía, no el negativo original. De modo que, las líneas de barrido estaban ocasionadas por el proceso de copiado.

¿Entonces? La fotografía de la niña fantasma de Wem ¿era un fraude? ¿O no?

¿La postal que resuelve el acertijo fantasmal?

Recuerdo que, cuando se hizo pública esta información, ya tenía yo una visión, un tanto más crítica, sobre estos fenómenos. Siendo, también, aficionado a la fotografía, he podido analizar con detenimiento muchas imágenes. Algunas, con signos claros de manipulación, y otras con una explicación plausible. Sin embargo, cuando se realizó la fotografía de la que hablamos, todo era más artesanal. En los años 90, no se disponían de los medios digitales y tecnológicos, ni aprender sobre estas artes, era tan accesible.

En cualquier caso, no niego que sentí cierta desilusión.

Así, se titula el artículo, que publica Shropshire Star, el 17 de mayo de 2010. “Does postcard solve ghost riddle?”

Y, para sorpresa mía, leí la historia de Brian Lear. Lear, a sus 77 años, era un lector habitual de este periódico. Un día cualquiera, se fija en una postal, publicada por este mismo periódico digital, en una sección llamada Pictures From The Past. Se trataba, de una fotografía histórica de la ciudad de Wem, tal como era en 1922. En la esquina inferior izquierda, de dicha fotografía, Lear encontró la clave. Allí, al borde de la calle, una joven mira hacia la cámara.

Lear, vio grandes similitudes entre esta niña, y la niña fantasma de Wem. Y, se puso en contacto con el periódico.

Por desgracia, no hemos podido encontrar una copia de alta calidad de la postal en cuestión. Pero si una ampliación del encuadre correspondiente. Juzguen ustedes mismos.

Postal de Wem, fechada en 1922
Postal de Wem, fechada en 1922

The Skeptikal Enquirir

Este hallazgo, sirvió para dar una vuelta de tuerca a los estudios, que ya apuntaban por la posibilidad de un fraude. Teníamos una posible prueba. Ahora, hacía falta un estudio serio, que la corroborase.

Y, no pasó mucho tiempo. En el número de noviembre / diciembre de 2010, de la revista Skeptical Enquirir, se publica un estudio realizado por el investigador y técnico informático, Blake Smith. El estudio, se titulaba From the Edge of Postcards. Blake describe sus pesquisas para hallar una copia de la fotografía, con mejor resolución. Y lo consigue, gracias a Janet Bornd, de la Fortean Picture Library.

Janet y Colin Bornd, fue un matrimonio muy apasionado por los misterios del mundo. Y, juntos, publicaron varios libros. Si quieres saber algo más sobre ellos, en el apartado de fuentes, encontrarás una entrevista realizada a Colin Bornd.

Gracias al aporte de la biblioteca de los Bornd, Smith descubre que, efectivamente, ASSAP tenía razón. El “barrido” encontrado por los analistas del National Science and Media Museum, no estaban presentes en la imagen original.

Sin embargo, el dato aportado por Lear, era demoledor. Mediante un proceso de sobre exposición de la postal, sobre la foto de la niña fantasma, descubre que todos los detalles coinciden a la perfección. Y, concluye que:

“[…] O’Rahilly usó esta postal para hacer su foto fantasma. Los detalles que faltan en la foto fantasma, pero que aparecen en la postal, se deben al proceso fotográfico utilizado para hacer la imagen falsa, o a que O’Rahilly, recortara la postal antes de disparar su doble exposición.”

Por su parte, un informático de la ciudad de Birmingham, llamado Richard Deeson, decidió poner su grano de arena. En su sitio web, preparo una simple transición de imágenes interactiva, que te permitirá superponer la fotografía de la niña de la postal, con la imagen de la niña fantasma de Wem. Pruébalo aquí. La coincidencia es exacta.

Fin del misterio

Según cuentan, en los años 90, O’Rahilly y su foto, tuvieron una gran repercusión mediática. Con lo que suponemos que, tuvo muchas oportunidades de retractarse ¿Por qué no lo hizo? Al parecer, el programa de misterios Out of this World, que se emitía en la BBC entre 1994 y 1996, conducido por Chris Choi, entrevistó a O’Rahilly en varias ocasiones. Incluso, después de conocer los resultados de la investigación del Museo Nacional de Ciencias y Medios. Y, O’Rahilly, continuó afirmando que, él no había manipulado la foto.

Por parte, otro investigador británico, Andrew Homer, tiene una curiosa opinión sobre las motivaciones de O’Rahilly. Homer es químico, y durante los años 90, formaba parte del ASSAP. Fue él, quien recibe la foto y el negativo, de la mano de su autor. Y, a pesar de todo, Homer afirma que O’Rahilly le cayó bien. Según su opinión, el supuesto fotógrafo aficionado, quiso contribuir a generar mayor expectación sobre lo ocurrido al viejo ayuntamiento de Wem. Es un edificio pequeño, pero muy emblemático y querido por los lugareños. Además, cuando recibió la foto y el negativo, O’Rahilly nunca buscó remuneración económica alguna. Por otro lado, con la foto en la mano, Homer observa un sello de un profesional, en la parte posterior. Lo que indica que, si bien O’Rahilly pudo hacer la foto original, no fue él quien la rebeló.

Pero O’Rahilly fallece en 2005. De modo que, habrá que contentarse con los análisis de la fotografía de la Niña Fantasma de Wem, que, por definitivos que puedan ser, ya nunca contarán, con el respaldo de una confesión directa de su autor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Juan Carlos Soriano Hernández, como Responsable de tratamiento de datos de Quaestio Omnia, te comunica que la finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales se debe a gestionar  y responder a tus comentarios, así como el control anti-spam. La Legitimación se establece al marcar la casilla de aceptación, dando tu legítimo consentimiento. No se cederán datos a terceros destinatarios, salvo por obligación legal. Tienes Derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. Para ello contacta con

4 × dos =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.